/* inicio scripts */ /* fin scripts */
Loading

Aditivos para Hormigon y Mortero

1

Generalidades

Los aditivos son productos que, introducidos en pequeña porción en el hormigón, modifican algunas de sus propiedades originales, se presentan en forma de polvo, liquido o pasta y la dosis varia según el producto y el efecto deseado entre un 0.1 % y 5 % del peso del cemento.

Su empleo se ha ido generalizando hasta el punto de constituir actualmente un componente habitual del hormigón. Sin embargo su empleo debe ser considerado cuidadosamente, siendo importante verificar cual es su influencia en otras características distintas de las que se desea modificar.

En primera aproximación, su proporción de empleo debe establecerse de acuerdo a las especificaciones del fabricante, debiendo posteriormente verificarse según los resultados obtenidos en obra o, preferentemente, mediante mezclas de prueba.

El empleo de los aditivos permite controlar algunas propiedades del hormigón, tales como las siguientes:

  • Trabajabilidad y exudación en estado fresco.
  • Tiempo de fraguado y resistencia inicial de la pasta de cemento.
  • Resistencia, impermeabilidad y durabilidad en estado endurecido.

2

Clasificación

La norma ASTM C 494 “Chemical Admixtures for Concrete”, distingue siete tipos:
  • TIPO A : Reductor de Agua
  • TIPO B : Retardador de Fraguado
  • TIPO C : Acelerador de Fraguado
  • TIPO D : Reductor de agua y Retardador.
  • TIPO E : Reductor de Agua y Acelerador.
  • TIPO F : Reductor de Agua de Alto Efecto.
  • TIPO G : Reductor de Agua de Alto Efecto y Retardador
Los aditivos incorporadores de aire se encuentran separados de este grupo, e incluidos en la norma ASTM C260 “Especifications for Air Entraning Admixtures for Concrete”.

Por su parte el código de buena práctica “Aditivos, Clasificación, Requisitos y Ensayos”, elaborado por el Centro Tecnológico del Hormigón (CTH), establece la siguiente clasificación:
  • Retardador de fraguado. 
  • Acelerador de fraguado y endurecimiento. 
  • Plastificante. 
  • Plastificante-Retardador. 
  • Plastificante-Acelerador. 
  • Superplastificante. 
  • Superplastificante retardador. 
  • Incorporador de aire. 
Finalmente, la norma francesa AFNOR P 18-123 “Betons: Definitions et Marquage des Adjuvants du Betons” establecen una clasificación más amplia.

Aditivos que modifican las propiedades reológicas del hormigón fresco:
1.1. Plastificantes – Reductores de agua.
1.2. Incorporadores de aire.
1.3. Polvos minerales Plastificantes
1.4. Estabilizadores


3.1 Aditivos que modifican las propiedades reológicas del hormigón fresco

La ionización de los filamentos del aditivo produce la separación de los granos de cemento entre sí, conduciendo a una efectiva defloculación. Los granos de cemento quedan individualizados y defloculados, facilitándose aun más el mojado, lo que produce una hidratación y reducción del esfuerzo de cizalle necesario para poner en movimiento el hormigón fresco, lo que explica su efecto como plastificante.

Por otro lado las moléculas del aditivo son absorbidas y se orientan en la superficie de los granos de cemento en un espesor de varias moléculas, de lo que resulta una lubricación de las partículas. Este mecanismo puede producir incorporación de aire en forma de microburbujas esféricas, al evitar que el aire atrapado se disuelva o salga a la superficie, actividad que aumenta con la longitud de la cadena molecular. 

El efecto de incorporación de aire no siempre se ve expresado en un mayor volumen de aire al hacer el ensayo en un aerímetro, pues se supone que el aditivo convierte el aire atrapado en burbujas microscópicas retenidas en su masa, las que actúan como rodamiento entre las partículas sólidas, contribuyendo al aumento de la docilidad del hormigón.

3.1.1 Plastificantes reductores de agua

Se definen como aditivos que permiten, para una misma docilidad, una reducción de la cantidad de agua en un hormigón dado o que, para una misma cantidad de agua aumentan considerablemente esta docilidad o, incluso permiten obtener estos dos efectos simultáneamente.

  • El aumento de docilidad permite la colocación del hormigón en estructuras complicadas, con alta densidad de armadura o con efectos superficiales especiales sin necesidad de incrementar cantidad de agua de amasado y por consiguiente la dosis de cemento para obtener las resistencias especificadas.

  • La disminución de la dosis de agua y en consecuencia de la razón agua-cemento, manteniendo una determinada trabajabilidad, permite aumentar la compacidad del hormigón y, por consiguiente, su resistencia, impermeabilidad y durabilidad. Por la misma razón, la retracción y en consecuencia, la tendencia a la fisuración se ven disminuidas.

La acción de los aditivos plastificantes puede ser causada por el efecto combinado de acciones de tipo físico, químico y físico-químico, dependiendo la preponderancia de alguna de ellas de su composición.

La acción física deriva principalmente de la incorporación de aire que producen algunos aditivos, cuyas burbujas, al actuar como especies de rodamientos entre las partículas sólidas, disminuyen la fricción interna.

La acción química proviene principalmente de una disminución de la velocidad de hidratación de los constituyentes del cemento, especialmente de los aluminatos. Se obtiene de este modo una acción mas completa (mejor mojado) de los granos de cemento, lo que permite también disminuir el roce interno entre las partículas.

  • Efectos
El principal efecto producido por los aditivos plastificadores - reductores de agua incide sobre la trabajabilidad del hormigón en su estado fresco. Este efecto puede traducirse en una reducción de la dosis de agua, si se mantiene constante la docilidad o fluidez del hormigón, o en un aumento de su docilidad, si se mantiene constante la dosis de agua del hormigón.

3.1.2 Superplastificante o Fluidificante

Corresponden a una nueva generación de aditivo plastificadores en base a productos melamínicos o naftalinicos, constituyendo una evolución de los aditivos reductores de agua, en que la absorción y la capacidad de dispersión del cemento es mucho mas acentuada.

Esto se traduce en un enorme aumento de la trabajabilidad del hormigón, sin modificar la cantidad de agua. El resultado es un hormigón muy fluido (autonivelante), de baja tendencia a la segregación.

Pueden utilizarse también como reductores de agua, siendo posible en este caso, dado su apreciable efecto, alcanzar disminuciones en la cantidad de agua entre 20% y 30%. Ello permite obtener un fuerte incremento en las resistencias, especialmente en las primeras edades, por lo que pueden utilizarse como aceleradores de endurecimiento o aditivos para hormigones de alta resistencia.

  • Efectos
Los superplastificadores se emplean en dosis mayores que los plastificadores reductores de agua, (0.8 a 3%) y pueden ser agregados al final del amasado sin diluir previamente en el agua.

El efecto sobre la trabajabilidad del hormigón se mantiene entre 30 y 60 minutos según el aditivo, característica que hace conveniente agregarlo inmediatamente antes del termino del amasado y obliga a una rápida colocación.

El efecto se termina una vez transcurrido el tiempo señalado, volviendo el hormigón a su docilidad inicial. Eventualmente puede agregarse una nueva dosis, remezclando el hormigón con el fin de prolongar el efecto por otro periodo.

Los homigones fluidos obtenidos con estos aditivos pueden ser colocados con gran facilidad, pues son prácticamente autonivelantes y por lo tanto se reduce el trabajo de colocación y se elimina la necesidad de vibrar salvo en zonas densamente armadas.

Cuando los aditivos fluidificantes se emplean como reductores de agua se obtiene un incremento de algunas características del hormigón endurecido, especialmente su resistencia, durabilidad e impermeabilidad.

Por otra parte, debido a que no producen incorporación de aire, el efecto en las resistencias es superior al obtenido con los plastificantes-reductores de agua, especialmente en las primeras edades, lo que resulta muy conveniente para su empleo en hormigones pretensados, prefabricado y obras en que se requiere desarrollo rápido de resistencias.

Otro factor importante a tener en consideración, es sobre la base de ensayos de laboratorio y aplicaciones en obra indican que la sobredosis de aditivo superplastificantes o su aplicación en un hormigón de composición inadecuada puede producir una fuerte segregación, depositándose las partículas sólidas en una masa compacta y dura, mientras el agua de amasado sube a la superficie del hormigón.

3.1.3 Incorporador de aire

Están destinados a producir la incorporación de aire en forma de pequeñas burbujas, en su mayoría de un tamaño comprendido entre 0.01 y 1 mm, con una distribución uniforme de las masas del hormigón.

La proporción de burbujas recomendable depende del tamaño máximo del árido más grueso del hormigón, empleándose por regla general los siguientes valores:



El empleo de los incorporadores de aire esta orientado básicamente a aumentar la resistencia del hormigón frente a los ciclos alternados de temperaturas bajo y sobre cero (cielo y deshielo), que puedan conducir al congelamiento del agua contenida en el hormigón.

Sin embargo, hacen también efecto sobre otras propiedades del hormigón, entre las cuales pueden citarse las siguientes:

  • Reducción de la permeabilidad del agua y líquidos en general. 
  • Aumento de la consistencia del hormigón, en una forma similar al obtenido por la adición de granos finos. 
  • Aumento de la fluidez del hormigón. 
  • Disminución de la exudación del agua de amasado del hormigón. 
  • Disminución de la resistencia. 

Este ultimo efecto debe ser especialmente considerado, pues la disminución de la resistencia provocada por la incorporación de burbujas no alcanza a ser compensada por la disminución de la cantidad de agua de amasado posible de producir por efecto de la mayor fluidez.

  • Efectos
La incorporación de aire en el hormigón produce diversos efectos sobre éste, tanto mientras se mantiene en estado plástico como cuando ya ha endurecido.

Debe señalarse que el efecto principal buscado con el uso de los incorporadores de aire es el aumento de la resistencia del hormigón frente a los ciclos alternados de hielo-deshielo, que pueden producirse en los períodos en que las temperaturas ambiente descienden bajo 0ºC, caso en el cual su empleo debe considerarse imprescindible.

Sin embargo, la incorporación de aire tiene también otros efectos secundarios de importancia, algunos de características favorables para el uso del hormigón, los cuales se analizan en los párrafos que siguen:

  • Efecto frente a los ciclos alternados de hielo - deshielo
Cuando existen bajas temperaturas ambiente que conducen a procesos de hielo y dehielo alternativos, las burbujas de aire incorporado en el hormigón actúan como cámaras de expansión frente al aumento de volumen que experimenta el agua al transformarse en hielo. Ello permite reducir las presiones hidráulicas y, con ello, las tensiones internas que se originan por este motivo, impidiendo así el deterioro progresivo que se producirá en un hormigón que no contenga aire incorporado.

  • Efecto sobre la trabajabilidad del hormigón
Las burbujas de aire formadas en el hormigón fresco actúan al mismo tiempo como un fluido, aumentando su docilidad, y como un inerte, ya que, por su tamaño, equivalen a partículas de tamaño inferior a 2 mm, con la ventaja de tener un mejor coeficiente de forma, de ser elásticas y deformables, lo que les permite deslizarse sin rozamiento.

Se varían por lo tanto, las propiedades reológicas del hormigón, aumentando la cohesión con lo cual se reduce la tendencia a la segregación y la exudación, lo que facilita su puesta en obra.

Por otra parte, al disminuirse la exudación se evita la acumulación de agua bajo las barras de acero y los áridos gruesos, mejorando su adherencia, así como también disminuye la formación de lechada en las superficies.

Se debe considerar que la incorporación de aire produce disminuciones en las resistencias mecánicas del orden de 3 a 5% por cada 1% de aire incorporado. Esta perdida de resistencia se compensa en parte al bajar la razón agua-cemento por el efecto plastificador antes mencionado.

  • Efecto sobre la impermeabilidad
En el hormigón endurecido, las microburbujas producidas por el aditivo Incorporador de aire se interponen en la red de canalículos interna que existe en todo hormigón, lo cual permite limitar la ascensión de agua por capilaridad. El hormigón resultante es, en consecuencia, más impermeable e, indirectamente, por ello más resistente a la acción de agentes agresivos.

3.1.4 Expansores - Estabilizadores

Estos aditivos forman burbujas de gas por reacción de algunos de sus compuestos entre sí o con los productos de la hidratación del cemento.

Esta reacción se produce en el interior del hormigón mientras este se mantiene fresco, de manera que, al quedar atrapadas las burbujas producidas, se genera una expansión del hormigón, motivo por el cual el empleo de este tipo de aditivos se puede orientar a producir dos efectos:

  • Si el hormigón esta libre para expandirse, el aumento de volumen generado permite compensar la disminución de volumen que normalmente experimenta el hormigón por efecto de la retracción hidráulica.

  • Si el hormigón esta confinado, el aumento de volumen puede generar un efecto de compresión, el cual puede compensar las tensiones de tracción que experimenta el hormigón por efecto de la retracción hidráulica.

  • Efectos
Como se ha indicado anteriormente, los aditivos expansores producen un aumento de volumen en el hormigón mientras este se mantiene aun en estado fresco. Posteriormente se produce una retracción hidráulica y como efecto secundario debe mencionarse que la formación de burbujas se traduce en la disminución de la resistencia.

Aditivos que modifican el fraguado y endurecimiento:
2.1. Aceleradores de fraguado y/o Endurecimiento.
2.2. Retardadores de Fraguado.


3.2 Aditivos que modifican el fraguado y endurecimiento

Entre estos productos se cuentan los aceleradores y retardadores de fraguado. Estos son productos solubles en agua, que actúan químicamente modificando las velocidades de disolución de los diversos constituyentes del cemento. Su acción es compleja y con frecuencia difícil de explicar puesto que de por sí son también las reacciones de hidratación de los distintos tipos de cemento.

A partir del momento en que el cemento se mezcla con agua, ésta se satura, principalmente de cal y de sulfatos procedentes del yeso y de los álcalis. El aluminato tricalcico se hidrata rápidamente produciendo un aluminato cálcico hidratado y un sulfoaluminato, posteriormente se hidratan los silicatos tricalcico y bicálcico, dando lugar a diversos compuestos hidratados.

Estos fenómenos que son de gran complejidad en el cemento, lo son aun mas cuando el cemento contiene alguna adición o cuando se ha agregado algún aditivo químico.

3.2.1 Aceleradores de fraguado y endurecimiento

Son productos que adelantan el inicio de fraguado y aceleran el endurecimiento, permitiendo la obtención de resistencias más altas a edades tempranas.

Las investigaciones han demostrado que los aceleradores inorgánicos actúan principalmente acelerando la hidratación del silicato tricalcico, y, en algunos casos, también la del aluminato tricalcico, como ocurre con algunos aceleradores capaces de producir un fraguado casi instantáneo.

Los aceleradores producen un aumento de la resistencia inicial del hormigón, principalmente en los primeros días, acortando, además, los tiempos inicial y final de fraguado.

Por estas características, los aceleradores son utilizados con los siguientes fines:

  • Cuando se desea reducir el periodo de espera para la puesta en servicio de un elemento estructural. 
  • Para atenuar el efecto retardador producido sobre las resistencias iniciales del hormigón en los periodos de baja temperatura. 

  • Efecto
El efecto producido por un acelerador depende de la dosis de cemento, por lo que no es posible dar valores medios sobre su efecto, el cual debe ser estudiado en cada caso en particular.

  • Efecto sobre el tiempo de fraguado



  • Efecto sobre las resistencias



Como puede verse, las resistencias mecánicas a la compresión se ven fuertemente aumentadas en las primeras edades (1 día), efecto que tiende a disminuir a edades superiores (7 días), por lo que puede preverse que tenderán a igualarse a edades superiores, pudiendo incluso esperarse resistencias mas bajas a edades sobre 28 días.

  • Efecto sobre la retracción

La retracción hidráulica posterior al fraguado de la pasta de cemento se ve aumentada por la adición de cloruros, con lo que también aumenta el riesgo de fisuración.

  • Corrosión de las armaduras

La experiencia ha demostrado que la adición de cloruros puede favorecer la corrosión de las armaduras del hormigón armado manteniendo un ambiente húmedo.

Debido a ello las normas establecen valores limites de contenido totales de cloruros en este tipo de hormigones.

3.2.2 Retardadores

Su función principal es retardar el principio de fraguado de la pasta de cemento, manteniendo constante, en lo que sea posible, el tiempo de fraguado y las resistencias en las distintas edades.

El mecanismo de acción de los retardadores no es totalmente conocido. Sin embargo se supone que el aditivo es absorbido por los granos de cemento, produciéndose una capa relativamente impermeable, la cual posterga el proceso de hidratación normal, en particular del aluminato tricalcico.

Esta capa es finalmente penetrada por el agua, iniciándose el fraguado de acuerdo a su mecanismo habitual.
  • Efecto
  • Efecto sobre el tiempo de fraguado
El efecto varía según el producto y la dosis empleada como se aprecia en la siguiente tabla.



Por otra parte en la figura 4.19 se observa la influencia de la dosis de dos productos retardadores sobre el comienzo de fraguado, el que como puede verse se modifica en forma aproximadamente lineal con la dosis de aditivo utilizada.



Los antecedentes presentados permiten observar que el efecto de cada tipo de aditivo retardador es significativamente diferente, lo cual confirma la recomendación de estudiar cada aditivo en las condiciones que se va a utilizar.

  • Efecto sobre el calor de hidratación 
En general, las experiencias demuestran que el calor desprendido en las primeras 24 horas es tanto mas bajo cuanto mayor haya sido el retardo producido. Sin embargo, el calor total desarrollado es igual después de algunos días y a los 7 días puede ser incluso superior el del mortero con el retardador que sin él.

  • Efecto sobre las resistencias mecánicas
En general, las experiencias indican que las resistencias mecánicas son inferiores hasta los 3 días, pero después de esta edad tienden a igualarse para superarse a los 28 y 90 días, efecto que es tanto más notorio cuanto mayor sea el retardo.

  • Efecto sobre la retracción
Tal como se manifiesta con las otras características del hormigón, algunas experiencias efectuadas indican que aparentemente el empleo de un aditivo retardador disminuye la retracción inicial, pero el valor final de esta puede aumentar por sobre el del hormigón sin aditivo. Sin embargo debe señalarse que este punto no ha sido lo suficientemente investigado para establecer su plena validez.

  • Efecto sobre la trabajabilidad
En general los retardadores tienen un efecto plastificante sobre el hormigón fresco, mejorando la docilidad o permitiendo una reducción del agua de amasado.

Aditivos que modifican el contenido de aire:
3.1. Incorporadores de Aire
3.2. Antiespumantes.
3.3. Agentes formadores de Gas.
3.4. Agentes formadores de Espuma.


Aditivos que modifican la resistencia a las acciones físicas:
4.1. Incorporadores de Aire.
4.2. Anticongelantes.
4.3. Impermeabilizantes.


3.3 Aditivos que modifican la resistencia a las acciones físicas y químicas
3.3.1 Hidrofugos de masa


Los hidrófugos están destinados a reducir la penetración o paso de agua a través del mortero u hormigón. Se denomina hidrófugo de masa aquel que se incorpora en el mortero u hormigón en el momento del amasado. Se excluyen, por lo tanto, los productos aplicados superficialmente, los que se denominan impermeabilizantes superficiales.

El agua puede incorporarse en la masa de una estructura por dos procesos diferentes: 
presión hidrostática o capilaridad

En el primero, el agua tiende a atravesar la masa del hormigón, escurriendo a través de las discontinuidades que este posee en su interior en forma de fisuras y poros intercomunicados. En la capilaridad el desplazamiento del agua se produce debido a la existencia de microfisuras de tamaño capilar, que permiten la ascensión del agua por efecto de su tensión superficial. Por este motivo, la altura alcanzada por el agua que asciende a través de los capilares es mayor cuanto más finos son.

Por las características señaladas, para aumentar la impermeabilidad del hormigón es necesario obturar las fisuras, microfisuras y poros que posee normalmente y que derivan de la generación de tensiones internas de tracción durante el proceso de hidratación y endurecimiento y de la evaporación de parte del agua de amasado, incorporada para lograr una adecuada trabajabilidad mientras esta aun en estado fresco.

Esta obturación se logra con la incorporación de granos muy finos, aportados por el cemento y la arena que intervienen en su composición. Sin embargo, dado que estos granos finos solo pueden ser incorporados en cantidad limitada porque se afectan otras propiedades del hormigón o por razones de costo, un buen procedimiento para lograr esta impermeabilidad lo constituyen los hidrófugos de masa.

En general, los hidrófugos se recomiendan para hormigones con dosis moderadas de cemento, puesto que en ellos pueden desarrollar su efecto obturador de los poros, microfisuras y fisuras capilares que poseen.

En hormigones con dosis alta de cemento el efecto de obturación lo produce este ultimo componente, por lo que para obtener un mayor efecto es conveniente el uso de aditivos plastificantes – reductores de agua y/o incorporadores de aire, los que contribuyen a aumentar la compacidad del hormigón y, en consecuencia, su impermeabilidad.

Debe tenerse presente que no es posible lograr impermeabilidad sobre la base de hidrófugos en hormigones defectuosos con un gran volumen de huecos, poros o nidos de piedra.

Los hidrófugos se comercializan en forma de polvo o líquido mas o menos pastoso y se utilizan en dosis del que varían de un 0.5% al 5% del peso del cemento.

Finalmente, debe considerarse también que indirectamente los plastificantes - reductores de agua también tienen características impermeabilizantes, pues, al disminuir la dosis de agua manteniendo la docilidad del hormigón, producen un aumento en la compacidad.

Por su parte, los incorporadores de aire también contribuyen a la impermeabilidad frente a la capilaridad al interponer burbujas de aire, que disminuyen el efecto de la tensión superficial del agua, en las vías de filtración que constituyen las fisuras y microfisuras.

  • Efectos
El efecto principal de los hidrófugos se relaciona con la disminución de la permeabilidad de los hormigones y morteros.

Las experiencias obtenida con el uso de hidrófugos indican que estos, además de reducir la permeabilidad del hormigón, pueden tener efectos sobre las propiedades.

Pueden producir un retardo del fraguado de la pasta de cemento, especialmente si contiene lignosulfatos con azucares.
Aumentan la docilidad del hormigón
Disminuye la exudación
Pueden disminuir las resistencias mecánicas, especialmente si el hidrófugo incorpora aire.
Pueden producir un aumento de la retracción hidráulica.


Por este motivo, antes de emplear un hidrófugo de masa es conveniente solicitar informaciones sobre los efectos secundarios que pueden derivar de su empleo.

Los hidrófugos actúan físicamente, obturando los poros, microfisuras y fisuras existentes en el hormigón por intermedio de dos procesos de distinta índole.

Por presencia de partículas extra – finas con elevada superficie especifica y que contribuyen a aumentar la compacidad de la mezcla.
Por llenado de las discontinuidades internas con una capa superficial impermeable o formando geles que obstruyen los intersticios al aumentar de volumen por acción del agua.

3.3.2 Anticongelantes

Los anticongelantes son productos solubles, análogos a los acelerantes, que activan la hidratación del cemento. Ello permite obtener desprendimiento más rápido del calor de hidratación del cemento, aumentando así en algunos grados la temperatura del hormigón durante el amasado.

Por otra parte, rebajan la temperatura de congelación del agua del hormigón.

Estos efectos combinados permiten que el hormigón se endurezca antes que se produzca su congelamiento por efectos de las bajas temperaturas durante el hormigonado en tiempo frío.

El empleo de este tipo de aditivos, unido al uso de las medidas de protección recomendadas en la tecnología para el hormigonado a bajas temperaturas, permite el trabajo hasta con temperaturas de –10ºC.

Dado que el efecto de este tipo de aditivos depende de la concentración que se use en proporción al agua de amasado del hormigón y de la clase de cemento empleado, es conveniente verificar en la practica su aplicabilidad o, al menos, obtener información sobre otras experiencias de uso en condiciones similares al de la obra en construcción.

Aditivos miscelaneos
5.1 Aditivos de cohesión – emulsiones
5.2 Aditivos combinados
5.3 Colorantes
5.4 Agentes formadores de espuma


3.4 Aditivos miscelaneos
3.4.1 Aditivos de cohesión – emulsiones


Las emulsiones están formadas por una fase continua (agua) y una fase discontinua (partículas extrafinas, generalmente resinas), que no se mezclan íntimamente entre sí, pero que permanecen en régimen estable durante todo el lapso de su empleo.

Si su composición es la adecuada, su principal aporte lo constituye el aumento de la cohesión entre partículas de cemento, lo cual se traduce en una mayor resistencia a la tracción.

La combinación de ambos componentes – cemento y resina realza las propiedades que poseen por si mismos los aglomerantes hidráulicos, pero para que su utilización en combinación con el cemento sea efectiva, las partículas de resina deben ser lo mas pequeñas posibles (≤ 0.1µ). Dichas partículas se dispersan dentro de la masa de la pasta de cemento, ubicándose en los microporos que dejan entre si los granos de cemento. Se produce así la reacción normal de endurecimiento por contacto entre cemento y agua, quedando todos los poros rellenos con resina, formando un tejido que atrapa la masa del cemento.

Esta aleación tiene mejores características que el cemento solo en lo que se relaciona con la adhesividad, resistencia a la abrasión, al proceso de hielo-deshielo, resistencia a la flexotracción y a compresión.

  • Efectos
Los aditivos de cohesión actúan tanto en las propiedades de los morteros frescos como endurecidos, siendo sus principales efectos los siguientes:

  • Efecto sobre mortero fresco
Aumenta la necesidad de agua en la mezcla
Disminuye la exudación
Aumenta la incorporación de aire
Retarda el fraguado

  • Efecto sobre el mortero endurecido
El módulo de elasticidad disminuye, aumentando el alargamiento de rotura.
La fisurabilidad disminuye como consecuencia de la disminución del modulo de elasticidad y aumento de la resistencia a tracción.
Aumenta significativamente la adherencia de un hormigón fresco al colocarlo sobre una base de mortero a un hormigón endurecido.
Aumenta apreciablemente la resistencia al desgaste y a la abrasión.
Los efectos de los aditivos de cohesión dependen básicamente de:
  • La composición del polímero 
  • La dimensión de las moléculas 
  • La presencia de otros aditivos 
  • La proporción polímero / cemento, la edad del mortero y la temperatura ambiente. 
Las aplicaciones de los aditivos de cohesión derivan de su efecto sobre la adherencia de los morteros colocadas en capas delgadas, tales como:

  • Afinados de superficies 
  • Capas de nivelación 
  • Capas de desgaste 
  • Estucos de fachadas 
  • Morteros de albañilerías 
  • Morteros de reparación 
3.4.2 Aditivos combinados

Estos productos combinan los efectos de dos o más de los aditivos antes descritos, destacándose entre ellos: Plastificantes – retardadores, plastificantes – aceleradores, plastificantes – incorporadores de aire, etc.

Para ellos son validos los mismos conceptos que se han dado sobre cada uno independientemente. Presentan la ventaja de actuar simultáneamente sobre distintas propiedades del hormigón, sin tener que recurrir al empleo de dos aditivos en forma conjunta, lo que puede inducir a errores de aplicación, especialmente cuando su dosis es muy diferente.

Sin embargo, como consecuencia de los efectos secundarios que se derivan de los aditivos componentes, deben ser formulados para que su efecto sea mas bien moderado. Ello puede constituir una limitación para algunos casos particulares en que sea necesario un efecto mayor de uno de los aditivos componentes, no siendo posible actuar independientemente sobre él.

Por ejemplo, un plastificante retardador tiene un efecto limitado sobre el retardo y en los casos en que se necesita un retardo mayor que el que puede producir un aditivo combinado, será necesario emplear un plastificante y un retardador separadamente.

3.4.3 Colorantes

El color de los morteros y hormigones, depende del color de los áridos y del cemento, siendo este último el que le confiere el color gris que le es característico, siendo la tonalidad mas o menos oscura según sea su composición, principalmente en lo que concierne al contenido de adiciones, presencia de óxidos metálicos, especialmente óxidos de hierro, etc.

En comparación con los cementos Pórtland, el contenido de escoria de alto horno (cementos siderurgicos) le confiere una tonalidad tanto mas clara cuanto mayor es el contenido de escoria. Por el contrario, los hormigones fabricados con cementos puzolanicos resultan con una tonalidad algo más oscura.

Una coloración más clara puede obtenerse empleando cementos blancos, los que se obtienen mediante una fabricación especial en la que se cuida particularmente la composición y el contenido de óxidos.

En las obras de hormigón a la vista, en la prefabricación o en algunos tipos de recubrimientos en base a cemento, la coloración es un aspecto significativo lo que lleva a elegir el cemento y los áridos según la tonalidad deseada. Estos casos resulta adecuado preocuparse también de la confección de las mezclas y cuidar los procedimientos de vaciado, colocación y compactación del hormigón para obtener un tono uniforme, sin manchas y defectos locales como segregaciones, porosidades, nidos de piedra, chorreaduras de lechada, etc.

En algunos casos especiales, las preocupaciones anteriores deben complementarse, si por razones arquitectónicas o de otra índole se requiere incorporar un color diferente del normal a la masa de morteros y hormigones, caso en el cual es necesario recurrir al empleo de aditivos colorantes.

Los colorantes o pigmentos son polvos finos constituidos generalmente por óxidos metálicos. Su granulometría suele estar comprendida entre 0.01 y 10 µ lo que se traduce en una superficie especifica Blaine entre 5.000 y 20.000 cm2/g.

Algunos requisitos que deben cumplir los pigmentos para ser utilizados en mezclas de cemento, son las siguientes:
  • Poder colorante y regularidad de tono. En general se requiere que el producto confiera el color deseado aplicado en dosis de 1 a 3% del peso del cemento y no mayor que 5%, ya que en este caso podría afectar las resistencia mecánicas al producir un mayor requerimiento de agua. 
  • Mojabilidad y fácil dispersión. Los colorantes que se mojan con dificultad o tienden a flotar hacen difícil su incorporación uniforme a las mezclas. 
  • Estabilidad a los agentes atmosféricos y a la luz, como también frente a la cal y los álcalis del cemento. 
  • Limitado contenido de sales para evitar eflorescencias 
  • Neutralidad química con el cemento. 
Su incorporación no debe afectar al fraguado y endurecimiento ni provocar hinchamientos en el hormigón.


  • Recomendaciones para el empleo de pigmentos
El pigmento colorante debe agregarse como un material adicional durante la fabricación del mortero u hormigón que se desea colorear. Para lograr una buena homogeneidad es recomendable dispersar primero el pigmento en el cemento, mezclándolo luego con los áridos para finalmente incorporar el agua. Para la elección de un pigmento, debe considerarse que algunos pigmentos se decoloran por efecto de la luz, de la temperatura, o por reacción con algún compuesto del cemento.

Por las razones expuestas, previamente a su empleo en obras de hormigón visto, es conveniente reunir antecedentes respecto de su empleo en otras aplicaciones anteriores, verificar su aplicabilidad en las mismas condicione de obra y, si es necesario, confeccionar muros de prueba con el fin de someterlos a la aprobación de los responsables de las especificaciones técnicas de arquitectura.

3.4.4 Agentes formadores de espuma

Se utilizan para confeccionar hormigones celulares, incluyendo burbujas de diámetro entre 0.5 y 4 mm que reemplazan a los áridos con el fin de obtener una mezcla de baja densidad. Con este procedimiento la densidad puede variar de 0.4 a 1.0 kg/dm3 según sea la cantidad de espuma incorporada.

Los agentes espumantes deben producir burbujas estables y resistentes a la presión que por sobre ellos ejercen los componentes del hormigón durante el periodo en que este permanece en estado fresco.

Los espumantes, al ser agitados en agua, producen espuma, la cual al ser dispersada durante el amasado en la mas del hormigón, incorpora las burbujas, de aire para disminuir la densidad.

Para lograr este objetivo, los morteros u hormigones celulares se confeccionan agregando primero la espuma, preparada agitando el aditivo espumante en agua, a una lechada de cemente o a un mortero fino, a los cuales posteriormente se les agrega el resto de los componentes del hormigón.

  • Efectos
La incorporación de las burbujas de aire tiene como consecuencia que las resistencias mecánicas disminuyan considerablemente, en función de la dosis de aditivo y, consecuentemente, de la densidad aparente resultante.

Debido a que esta clasificación esta hecha desde el punto de vista de su influencia en determinadas propiedades del hormigón, algunos productos utilizados para confeccionar estos aditivos se repiten en mas de un grupo.



Fuente: http://www.ucn.cl/FacultadesInstitutos/laboratorio/Pag 1.htm


Imprimir

Compartir:


Votar:

8 comentarios:

  1. uuuu gracias ..... esta muy bueno el material ..... spero q me sirva ..

    ResponderEliminar
  2. Esta muy bueno su reportaje de los aditivos! de que fuente fueron sacados las tablas? cual es el texto que utilizan?

    ResponderEliminar
  3. Este articulo fue enviado a nuestro E-mail a modo de colaboracion, tal cual nos lo mandaron lo publicamos, y no posee fuente del trabajo.
    Veremos si podemos averiguar y cualquier cosa te dejamos un mensaje aqui.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Respecto a los óxidos metálicos, el término correcto es pigmento, los colorantes son solubles en el medio en el que se encuentran, los óxidos de hierro, cromo y cobalto no son solubles. Disculpen la corrección.

    ResponderEliminar
  5. Al contrario, gracias por la corrección.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. muy bueno te felicito

    ResponderEliminar